El Diego Siempre Fue de la Gente

“Ni la muerte cree que se apoderó de ti”.

Con esta hermosa frase, el cantautor Raúl Torres describe perfectamente la magnanimidad de la figura de Fidel Castro, quien, también falleció un 25 de noviembre, aunque del 2016.

Esta frase define perfectamente, también, a uno de los grandes amigos de Fidel y defensores de la revolución cubana, Diego Armando Maradona.

Mucho se ha escrito sobre el Diego jugador, aquel chico nacido en Villa Fiorito que soñó con jugar en primera división y un mundial, y no solamente cumplió su sueño, sino que también lideró a Argentina a ganar su segunda copa del mundo en el año 86 transformándose en una leyenda del fútbol.

Esas barreras estrictamente deportivas Diego se encargó de romperlas todo el tiempo, podría haber gozado del privilegio del cariño que despertó con la pelota, pero él mismo decidió siempre tomar una posición activa en muchos temas espinosos, aun  poniendo en riesgo todo lo que había logrado como futbolista. Pero algo innegable es que siempre sus posiciones estaban del lado de los más humildes.

En el año 2006, cuando Diego fue a México porque participaba en el Showball, en la conferencia de prensa previa al evento, le dejo un mensaje al ex presidente Vicente Fox, “No deje que asesinen más mexicanos en la frontera con Estados Unidos. Debe encargarse de eso, porque a los indocumentados los matan como moscas”, puntualizó enfáticamente.

Maradona también tuvo una gravitante participación en la famosa Cumbre de las Américas realizada en Mar del Plata en el año 2005, cuando Hugo Chávez, por entonces presidente de Venezuela esbozó la famosa frase “ALCA, al carajo”, en referencia al plan del ex presidente de los Estados Unidos, George Bush, de imponer un tratado de libre comercio en América Latina. Diego en esa oportunidad, luego de un discurso del ex presidente bolivariano en la Cumbre de los Pueblos, realizada paralelamente a la de las Américas, afirmó que “los argentinos tienen dignidad, echemos a Bush”. Esto era él. Luchaba por los derechos de los futbolistas, siempre se mostraba junto a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, defendía los derechos de los jubilados, se pronunciaba en contra de los tratados imperialistas y principalmente  estaba siempre al lado de los más humildes como  una personas que admiraba, Ernesto Guevara, a quién tenía tatuado en su cuerpo.  Al igual que el “Che”, Diego también luchó, con armas diferentes, pero con la misma intensidad por idénticos ideales.

Gracias por todo Diego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: