La Estética de la destrucción

“Hay actos de destrucción que encuentran
su respuesta y, tarde o temprano, se
constituyen en un acto de creación.”
Eduardo Galeano

El sur de la Ciudad de México y Chiapas, especialmente, es reconocido por su gastronomía, las ruinas de Palenque, las construcciones coloridas de San Cristóbal de las Casas y
las riquezas naturales que rodea a este Estado.

Lejos del turismo convencional de Chiapas, más precisamente a un poco más de 100
kms. de Tuxtla Gutiérrez, capital del Estado, se puede visibilizar hundida bajo el río Grijalva, en medio de un bellísimo valle, la iglesia de Santiago de Quechula, una joya arquitectónica del siglo XVI. Sus 61 metros de largo, casi intactos y los árboles secos por el exceso de agua que la rodean, son el único testimonio del poblado que alguna vez existió y que en 1966 fuera destruido por una inundación tras la construcción de la represa de Malpaso.

Actualmente, deja entrever la entrada del templo, las columnas de la fachada principal, la escalera caracol que hoy sirve como camino para los peces y algas marinas,
únicos privilegiados en poder transitar su interior, la entrada y sus dos pisos.

En los años 2002 y 2015 para sorpresa de pescadores y pobladores de Nuevo Quechula,
pueblo construido tras la creación de la represa, las sequías en el sur de México posibilitaron la majestuosa vista de toda la iglesia, cuya fachada fue inspirada en el convento de Tecpatán, lo que le permitió a los devotos realizar una multitudinaria misa.


Continuando con el concepto de Galeano, La destrucción que ocasionó transformaciones en este templo y su entorno no pudo arruinar, además de la belleza, su evocación y con
ella su significación. Es que la destrucción, aludida en este caso a un singular paisaje, ya sea por causas naturales o por intervención del hombre, siempre es productora de una nueva estética que implica un sentido creador por llevar consigo la esencia de lo que fue en su materialidad y en su historicidad. Es que en una dinámica destrucción-construcción se configura una nueva visión. Tal es el caso actual de la Iglesia de Santiago de Quechula, la
que se eleva imponentemente por sobre las aguas que la rodean.

Publicado por Mundo In Focus

Periodista argentino en busca de pequeñas historias de este mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: